Día del Cocinero, por Julieta Galli

En el día del Cocinero, quise saber cómo define la Real Academia Española a esta palabra, con la intuición de que lo que encontraría me resultaría insuficiente. Me inmiscuí en Internet y en dos segundos encontré la respuesta que buscaba:

Dice que la palabra cocinero viene del latín,  coquinarĭus…y define:

1. adj. Que cocina.

2. m. y f. Persona que tiene por oficio guisar y aderezar los alimentos.

Luego de varios años transitados cerca de las cocinas, esta definición si bien es cierta me resulta escasa.

El trabajo de un cocinero suele ser mucho más que “guisar y aderezar los alimentos” , y desde hace un tiempo y a nivel global el  “oficio” se transformó en pasión, y evolucionó adquiriendo la envergadura de una profesión.

El de la cocina es un trabajo adrenalítico. Lo amás o lo odiás.  

Entrar en una cocina en el momento del despacho del servicio cuando no tenés nada que hacer ahí, puede darte ganas de quedarte – con el aliento contenido y el corazón al trote –  o de salir corriendo. Si estás en acción no hay tiempo que perder y ya sabrás o aprenderás lo que podés hacer y también lo que ni se te puede ocurrir.

Las peleas son fuertes, pero quedan ahí. Los cocineros se gritan cuando un pedido se demora, pero después comen todos juntos y salen a divertirse (generalmente paseos nocturnos)

En una de las cocinas en las que trabajé, en una pizarra se leía “ Say No Dog” , parodiando al nombre del disco de Charly García, y un cartelito estilo “ cuidado con el perro”, de esos que se cuelgan en las rejas, la enarbolaba.

La cocina tiene su jerga particular. Perro es el nombre que se le da a la situación fuera de control: puede que un cocinero esté medio lento, que no haya preparado bien su mise en place, que el restaurante se haya llenado de golpe o que el pase no sepa seguir el ritmo del tren. Cuando la cosa se complica, se está “emperrado”

La literatura supo valerse de la cocina y los cocineros.

“Confesiones de un Chef “ , de Anthony Bourdain  – cocinero, escritor, trotamundos –  es un libro delirante que cuenta con lujo de detalles la historia de toda su carrera en la cocina. Si estás por New York podés sentarte en la barra de Les Halles, su brasserie, y esperar a ver si aparece y te lleva de parranda. Mientras esperás podés pedir un Foie Gras Poëlé aux Pommes (foie gras salteado con manzana, nueces y salsa de calvados) con una cerveza, menú que me recomendó un amigo Chef.

Otro libro cuya historia gira en torno a la cocina –en este caso las cocinas de las casas y todo lo que en ellas se puede sentir – es Kitchen, de Banana Yoshimoto. Es un libro donde prima la tristeza a través de un relato que pone de manifiesto emociones, verdades, y miserias propias de la vida cotidiana.

Si no te gusta cocinar, igual te sugiero que tengas un libro de recetas, aportan calidez y hacen que una casa tenga notas de hogar.

El cine no se quedó atrás. Se me viene a la mente Penélope Cruz dirigida por el gran Almodóvar, cortando morrones mientras llora en Volver.

Tengo amigos cocineros, si no tenés ninguno, te sugiero que busques uno. Son leales, sensibles, alocados. Siempre tienen el dato de algún lugar escondido donde comer de maravillas, o ganas de agasajarte con platos hechos por sus propias manos. Sus historias suenan a ciencia ficción;  les pasan y hacen cosas que uno en principio no se animaría a hacer pero que seguramente va a querer vivir después de haberlos escuchado. Si te invitan andá.

Por último y para ir cerrando les mando un beso a todos los cocineros con los que he trabajado. Son inspiradores y sus platos más de una vez me han hecho viajar a lugares mágicos, sin haberme siquiera movido de al lado de la mesada.

Si estás con ganas de viajar a través del paladar, te esperamos en rêd resto & lounge, cualquiera de los platos de nuestro Chef Ejecutivo Steven Jung – y su equipo – pueden llevarte más allá.

Julieta

Anuncios

Acerca de Hotel Madero

Hotel Madero es el lugar elegido por viajeros de negocios y turismo de todo el mundo. Cuenta con 197 amplias habitaciones, 7 salas de runión equipadas con la mas alta tecnología, restaurante, bar, spa y sala de musculatura, y el mejor servicio personalizado.
Esta entrada fue publicada en Cocina, eventos sociales, gastronomía, Hotel Madero, jullieta Galli, Recetas, Red resto & lounge, Steven Jung y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Día del Cocinero, por Julieta Galli

  1. carolinaf dijo:

    Viviendo a contramano y trasnochando (la mayoría) con la recompensa de que diste lo mejor de vos en cada plato, cada torta, cada postre! Es adrenalina, son nervios, stress, disfrute, que al final de la noche se transforman en una sonrisa y una mirada complice con tus colegas, sabiendo que el esfuerzo valió la pena porque el que lo degustó se fue con una sonrisa más grande que la propia!
    Es halagador, inspira y da ganas de seguir cocinando todos los días! Gracias Juli por este homenaje!

    • Hotel Madero dijo:

      Charoline, gracias por tu mail y tu dulzura de siempre. Imagino que Rio de Janeiro está comiendo más rico que antes desde que llegaste vos. Te esperamos con el poostre de siempre! Te mando un beso, Juli

  2. Excelente!! Felíz Día a los Cocineros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s